HEINE LED HQ

Están los LED. Y están los LEDHQ.

En cualquier exploración médica, lo más importante es obtener un diagnóstico a prueba de toda duda. A la mayor brevedad posible. Y con la mayor precisión posible. Esto solo se puede conseguir con la mejor iluminación posible. Es cierto que los LED se están imponiendo cada vez más, pero no todos los LED son iguales, ni mucho menos.

HEINE a establecido un nuevo estándar, que mantiene que solo lo mejor es lo suficientemente bueno desde la selección del material hasta el acabado, desde la intensidad luminosa hasta la posibilidad de atenuación, desde la gestión térmica hasta un índice de reproducción del color lo más alto posible.

Lo hemos bautizado como «LED in HEINE Qualität» o, lo que es lo mismo, «LED en calidad HEINE». De ahí la denominación «LEDHQ».

En este sentido, hay 3 criterios decisivos: la precisión y la homogeneidad con que se ilumina una zona de exploración, hasta qué punto es fiel a la realidad la representación de los colores al mirar a través del instrumento y durante cuánto tiempo funciona una iluminación LED manteniendo absolutamente el mismo nivel de calidad.

Illuminación

Cada instrumento HEINE con LEDHQ ha sido diseñado para proporcionar la iluminación perfecta para cada caso. Según el campo de aplicación, el instrumento viene ya preajustado o bien se puede regular su brillo de forma gradual. Por ejemplo, para que durante una exploración oftalmológica el paciente se pueda examinar con el mínimo nivel de brillo pero obteniendo siempre el mejor diagnóstico posible.

A principios de 2018 hemos obtenido una patente para la regulación gradual del brillo entre el 3 y el 100 % en todos los cabezales de instrumento BETA LEDHQ atenuables. Al mismo tiempo, en los LEDHQ la luz es homogénea y se distribuye por igual en todo el campo visual.

El resultado es una iluminación homogénea hasta en los bordes más exteriores sin sombras ni reflejos molestos y sin manchas oscuras o brillantes.

Reproducción fiel de los colores

El índice de reproducción del color (IRC) indica la precisión de reproducción de un color respecto a la luz del día.

Los instrumentos LEDHQ de HEINE alcanzan unos valores de IRC extraordinariamente altos para garantizar que el usuario verá los colores tal y como son y obtendrá unos diagnósticos totalmente fiables y precisos. El rojo es rojo y el azul es azul.

Vida útil

Gracias a una gestión térmica especial lograda con el uso de materiales específicos como la cerámica, películas con conductividad térmica y un cuerpo refrigerante de aluminio, los LEDHQ funcionan siempre dentro de un rango de temperatura óptimo. Esto garantiza un buen rendimiento homogéneo y una vida útil prácticamente ilimitada.

Así, nuestros instrumentos con LEDHQ no requieren prácticamente mantenimiento, puesto que ya no es necesario cambiar la fuente de luz. Además, la eficiencia de los LEDHQ y su bajo consumo alargan la duración de su funcionamiento y la vida útil de las pilas. Y, más aún, contribuyen así al balance ecológico de nuestros instrumentos.

La seguridad es lo primero.

Para garantizar un uso seguro de las fuentes de luz, desarrollamos y ensayamos todos nuestros productos en función de su finalidad y de los requisitos de las normas correspondientes. Pensando siempre en el bien del médico y del paciente. También esta es una característica distintiva de los instrumentos de HEINE, ya que esta forma de actuar no es ni mucho menos habitual en todos los actores del mercado.