Home Sobre nosotros HEINE Quality made in Germany

HEINE - Quality made in Germany

La calidad es la llama que nos guía desde hace 75 años,
y no parece que vaya a cambiar.

Si podemos mejorar algo, lo hacemos. Seguimos perfeccionando cada uno de nuestros 300 instrumentos una y otra vez. Así es como se consigue la mejor calidad. Lograrlo es lo que nos hace sentir orgullosos y felices durante un tiempo. Aunque no tardamos mucho en acometer la siguiente mejora.

 

We make Made in Germany.

Lo hacemos todo nosotros, desde el desarrollo y los prototipos hasta el embalaje. Revestimiento, corte, ensamblaje e inspección de la calidad... Todo. Y lo hacemos aquí, en nuestras propias instalaciones de producción situadas en Gilching, Baviera. Adquirimos la mayor parte de los materiales brutos de proveedores regionales. Es la esencia del «Made in Germany».

Nuestros instrumentos serían más baratos si escatimásemos en calidad. Pero ¿de verdad querría eso?

En ocasiones, la legendaria calidad de HEINE resulta más costosa porque usamos los mejores materiales, tecnología punta de fabricación y la habilidad alemana. Pero este también es el motivo de que nuestros instrumentos duren muchos, muchos años. A fin de cuentas, ¿no es eso de lo que se trata?

Estamos continuamente pensando en la calidad.

A veces, por desgracia, llega el fin de semana.

En lugar de pensar en un colorido embalaje, buscamos la forma de lograr que nuestros instrumentos sean más duraderos. O mejores. O conseguir aún más colores auténticos e imágenes realistas. Y, de pronto, ya es viernes y estamos deseando que llegue el lunes. Así podemos seguir pensando en posibles mejoras de calidad.

Please accept all cookies to watch this video.

En lo que a tolerancias se refiere, somos extremadamente intolerantes.

Contamos con un nivel extremadamente alto de producción propia, algo bastante único en Alemania. En lugar de externalizar los procesos de producción, preferimos hacer las cosas nosotros mismos. Es la única forma de alcanzar la perfección y precisión a la que aspiramos. A este respecto somos, en fin, muy alemanes. «Made

Lea más sobre nuestra con la calidad Made in Germany aqui.

Antes de comenzar a desarrollar un producto nuevo, nuestros ingenieros van al médico. O al hospital.

Nuestros investigadores y desarrolladores ponen en marcha una nueva idea de producto escuchando y viendo al personal sanitario emplear nuestros instrumentos por todo el mundo. Reflexionamos, planificamos e iniciamos el diseño del producto en nuestras propias instalaciones, situadas en la ciudad alemana de Gilching. Posteriormente hacemos pruebas, optimizamos y patentamos para lograr un instrumento de calidad verdaderamente Made in Germany.

El valor de un instrumento HEINE no se mide en euros, dólares o yenes, sino en años.

Hay un dicho inglés que dice: «si compras barato, compras dos veces». Los instrumentos de HEINE son tan duraderos y su vida útil tan larga que encierran un gran valor en sí mismos.
Quod erat demonstrandum.

Trabajando duro durante 17 años
y sin un solo día de baja.

La durabilidad de nuestros instrumentos es legendaria. Así, no es de extrañar que cada instrumento sea el resultado de décadas de desarrollo de producto, de mejoras continuas y de un completo control de calidad en nuestras propias instalaciones. Eso es algo con lo que puede contar.

Los instrumentos HEINE ya eran sostenibles cuando a los ecologistas todavía se les llamaba «hippies».

El instrumento más sostenible es aquel que no se rompe y que dura mucho tiempo. Además, desde mayo de 2020 ya no empleamos combustibles fósiles para calentar y refrigerar nuestras nuevas instalaciones en Gilching (Alemania). Está bien tener la conciencia tranquila, ¿no le parece? 

Lea más sobre nuestra obsesión con la calidad Made in Germany aqui.